Consejos para prepararte ante la crisis financiera en México

Tips para ayudarte a enfrentar la crisis económica mexicana

Por en Financiamiento y compra con 0 Comments

Prepárate ante la devaluación del peso y la crisis económica

Ante los últimos acontecimientos que afectan la economía y la política de nuestro país, México, desde Gran Reforma hemos querido ofrecer algunas recomendaciones. Esperamos que éstas sirvan a nuestros lectores para verse menos afectados por la posible situación de devaluación del peso y la subsiguiente crisis financiera en México que podría suceder.

Aquí tienes varios tips para que puedas enfrentar una situación económica difícil.

Entonces, ¿cómo me preparo para la crisis financiera?

En un contexto económico desfavorable, es difícil no verse afectado de alguna manera. La depreciación del peso frente al dólar se traduce en un aumento de los precios de sus productos y servicios. Además, recientemente Banxico ha elevado las tasas de interés. Y más aún, si continúa la depreciación del peso, aumentará la inflación. Evidentemente, estas situaciones afectan a nivel general.

De acuerdo con el Financiero.com.mx, los que pierden con el dólar caro son los consumidores. Sobre todo aquellos en cuya canasta de consumo hay un porcentaje alto de productos que se cotizan en dólares, como los electrónicos, van a acabar pagando más. Igualmente los importadores, que tendrán que pagar más por lo que compran, sean insumos o productos o servicios finales. Igualmente, los extranjeros que invierten en pesos también pierden, pues necesitarán tasas más altas para obtener los mismos rendimientos equivalentes en dólares.

Por otro lado, ante una devaluación, es posible que un importante porcentaje de las empresas disminuyan su margen de ganancias, reduzcan su planta laboral, realice aumentos salariales menores, reduzca prestaciones y/o disminuya la jornada laboral.

Ante este panorama, hemos recopilado varios consejos para hacer frente a la crisis financiera, algunos de los cuales están basados en Practifinanzas.com:

Reduce tus gastos

Una ganga no es una ganga a menos que sea algo que necesites. (Sidney Carroll).

El riesgo actual de una escalada de precios a la alza, o de pérdidas de empleos, es motivo más que suficiente para empezar a ahorrar.

Aquí van varios consejos de ahorro:

  • Antes de comprar cualquier producto o contratar cualquier servicio, pregúntate si en verdad lo necesitas. Si la respuesta es negativa, no lo hagas. Estos momentos no son adecuados para gastos superfluos. Elimina aquellos gastos que no sean indispensables.
  • Evita endeudarte, ya sea con créditos bancarios que no sabes si podrás enfrentar, con comprar a plazos con intereses nada interesantes, o debiendo dinero a tus familiares o amigos. Recuerda, compra solamente lo que puedas pagar, y que realmente necesites.
  • No caigas en el error de incumplir el anterior diciéndote “Es que me lo merezco”. Seguro lo mereces, pero la autojustificación es el unos de los principales motivos detrás de las deudas.
  • Analiza el dinero del que dispones, y haz tu plan de gastos mensual, teniendo en cuenta posibles imprevistos. Y por supuesto, apégate a tu presupuesto y no gastes en aquello que no hayas presupuestado.

Si no llevas un presupuesto, te recomiendo el artículo Consejos para la planeación financiera y elaboración del presupuesto familiar.

Salda o reduce tus deudas

Nunca gastes tu dinero antes de tenerlo. (Thomas Jefferson)

Para muchos esta es una pelea titánica que se puede ver casi como imposible. Pero todo se puede hacer si lo planificas debidamente.

  • Si ya estabas dispuesto a pagar por aquel producto o servicio que en realidad no necesitabas, ¡utiliza mejor ese dinero pagar tus deudas!
  • Paga tus deudas utilizando el monto de aquellos gastos que eliminaste de tu presupuesto.
  • ¡No sigas comprando a crédito! Endeudarte más te hará entrar en un círculo vicioso del que es más complicado salir.
  • Destruye o guarda bajo siete llaves tu tarjeta de crédito para no caer en la tentación; no pidas fiado, ni prestado.

Ahorra lo más que puedas

No ahorres lo que queda después de gastar. Gasta lo que queda después de ahorrar. (Warren Buffet)

Este es uno de los tips típicos y tópicos que habrás escuchado cientos de veces. Es el consejo característico que nos darían nuestros abuelos. Pero aunque sea una recomendación desgastada de tanto usarla, no deja de ser de las más efectivas y sensatas. El tener dinero ahorrado es lo que brinda mayor tranquilidad en tiempos de crisis, así que ¡empieza ahora!

  • En tu presupuesto mensual, separa el 10% de tu ingreso para el ahorro.
  • Entre los gastos que dejaste de hacer en cosas que no necesitabas, seguramente habrá gastos hormiga (refrescos, botanas, revistas…). Esos 10–20 pesitos que quizá gastabas a diario, ahórralos.
  • No mantengas tu ahorro en la misma cuenta donde manejas tu dinero del día a día (como la cuenta de nómina). Esto es porque resulta fácil retirarlo sin querer, o usarlo en una compra con la tarjeta de débito. En vez de ello abre una nueva cuenta, de tipo ahorro básico que no te cobre comisiones ni te exija tener un saldo mínimo mensual ((todos los bancos suelen tener este tipo de cuentas).

Genera un ingreso extra

Nunca pongas todos tus huevos en una misma canasta. (Warren Buffet).

¿Quién no ha oído hablar de la diversificación de riesgos? Tal como exponen desde Practifinanzas.com, es curioso que un tema tan importante, presente siempre al hablar de inversiones, emprendimientos, gestión empresarial, lo olvidamos en el ambiente laboral.

La principal fuente de ingresos de la población en prácticamente todo el mundo, es el empleo formal. Y la gran mayoría de los empleados, sólo viven de su sueldo. Pero, como en cualquier otra actividad financiera, dentro del mundo laboral también se debe o se puede diversificar, en este caso nuestras fuentes de ingreso.

Puedes crear un ingreso extra mediante diversas vías: trabajo extra, o algún tipo de inversión (invertir en bienes raíces, invertir en acciones, comprar oro, etc.).

  1. Crea una lista de posibles actividades que pudieras realizar para conseguir un ingreso extra emergente en un momento dado (clases particulares, asesorías, servicios de limpieza o mantenimiento).
  2. Da preferencia a adquirir productos elaborados en tu propio país, y aún mejor por empresas nacionales, para de esta forma mantener la economía activa, preservar empleos y mantener un sano flujo de efectivo en las calles;

Puesto que este tema es muy amplio, Practifinanzas te ofrece múltiples ideas y opciones en estos artículos:

Invertir en bienes raíces

Nunca dependas de una sola fuente de ingresos. Invierte para crear una segunda fuente. (Warren Buffet).

En uno de nuestros artículos anteriores, ya analizábamos si ahora es un buen momento para invertir en una propiedad inmobiliaria. En resumidas cuentas, lo que recomiendan los expertos es realizar una inversión a con un préstamo a largo plazo, tasa fija y bajo enganche. Consideran que una inversión inmobiliaria es un buen refugio económico a futuro.

Quien tenga pesos tiene dos caminos:

  • Compra ahora. El que tenga pesos y espera que las propiedades bajen, lo hará en vano. Eso no sucederá, ya que las propiedades seguirán subiendo de precio, por el momento.
  • O bien, invierte sus pesos en opciones relacionadas con el dólar para que no suceda que, con el paso del tiempo, cada vez pueda comprar menos metros cuadrados.

Para quien tenga dólares, la situación podría ser la siguiente:

  • El gran negocio de la construcción en México sería producir en pesos y vender en dólares.
  • Otra opción rentable es comprar un inmueble en Estados Unidos. Atendiendo a las recomendaciones de El Economista, la compra de un inmueble en Estados Unidos supone una inversión que puede dar hasta un 10% de rendimientos. De nuevo, es una buena idea si se contempla a largo plazo.

Los especialistas aconsejan que al menos 15% de su inversión debe estar posicionada fuera de donde vive; esto también lo puede hacer como protección de su dinero. (Daniel Rosenthal).

Daniel Rosenthal, director de Taurus, destacó que el tipo de cambio no afecta al inversionista. Esto es porque, aunque la compra es en dólares, la plusvalía que tenga el bien raíz también estará en dicha moneda. Afirmó que Florida es el destino preferido por los mexicanos para invertir, pues tiene muchas atracciones, principalmente en Miami y Orlando. Destacó la posibilidad de que el dólar baje sus niveles, por lo que tal vez conviene esperar un poco para hacer esta inversión. Este tiempo puede ser el idóneo para también informarse a detalle.

Invertir en acciones

Si tienes problemas imaginándote una caída del 20% en tus inversiones, no deberías invertir en acciones. (Jack Bogle).

Jim Rogers (gurú de las commodities o materias primas, y leyenda de Wall Street), recomienda a los jóvenes que quieren convertirse en inversionistas que no lo hagan a menos que de veras les encante, porque va a haber problemas en el mercado financiero en los próximos 10 o 20 años.

Comenta, “Cuando entré a las finanzas, era un lugar terrible para estar, pero me encantó así que me fue bien. Ahora, ha sido genial durante los últimos 20 años, pero va a estar mal por los próximos 10 o 20, así que no lo hagan a menos que les encante. Pero, si  realmente, realmente les gusta háganlo y van a sobrevivir, y es probable que hagan mucho dinero. Si lo aman, entren a trabajar para un corredor de bolsa, una empresa de inversión, un fondo de inversión o algo así. Pero de otro modo, manténganse alejados porque nada va a estar bien durante los próximos veinte años”.

Comprar oro y plata

El dinero crece en el árbol de la paciencia. (Proverbio).

En lo que respecta a la inversión en compra de oro y plata, hemos encontrado opiniones muy dispares.

Hay quienes consideran al oro y la plata como la única protección contra el colapso del dólar. Este es el caso de Peter Schiff, afamado inversor estadounidense, que explica que la economía estadounidense está mucho peor de lo que quieren admitir los bancos centrales. Cree que cuando ocurra el colapso del dólar, habrá un retorno generalizado al uso de oro y plata como dinero, o al menos a tener otras divisas respaldadas en oro y plata como dinero otra vez.

Por tanto, Schiff recomienda a la gente que compre metales preciosos físicos. Recalca que él no tiene mucha fe en las divisas fíat (de papel). Considera que el dólar es la divisa más peligrosa de todas, debido a lo que la Reserva Federal ha estado haciendo por años a niveles sin precedentes. El oro y la plata ofrecen la única protección contra el colapso total de la moneda y la quiebra bancaria. Lo ocurrido en 2007-2008, comenta, fue solo una pequeña muestra de lo que está por venir. El oro y la plata son los únicos activos que pueden ofrecer protección contra un evento como ese y en realidad aumentar tu riqueza. Recomienda poner entre un 5 y 20% de tu valor neto líquido en oro y plata. Recientemente ha expandido su negocio de oro en América Latina con SchiffOro.com.

Por otro lado, en Forbes explican que los precios de las materias primas como el petróleo, el oro, la plata, etc. y el valor de las divisas de países emergentes, tenderán a seguirse depreciando hasta, quizá, inflar una nueva burbuja en el dólar. Ante la pregunta, ¿es hora de correr a comprar dólares, oro y plata?, en otro de sus artículos Forbes opina que es una mejor idea esperar. Expone que, “a veces no hacer nada y sólo observar es conveniente. Comprar cerca de máximos históricos, en el activo que sea, suele ser un gran error”.

Fuentes: Practifinanzas.com, Forbes.com.mx, Sopitas.com

Infografía sobre la crisis del peso

crisis1tasas1
Compartir...
Acerca del Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *